El municipio de Ortigueira ocupa una superficie de 209,60 km2, siendo el más poblado y extenso de toda la comarca de Ortegal, integrada además por los ayuntamientos vecinos de Cariño, Cerdido y Mañón.

Ortigueira-vilas-en-flor-galiciaEntre Cabo Ortegal y Estaca de Bares se abre la sinuosa Ría de Ortigueira. Salpicada de playas y calas vírgenes, Ortigueira es una ría de exuberante vegetación y agrestes paisajes, coronada por la sierra de A Capelada, donde abundan los caballos salvajes y la “herba de namorar” (hierba de enamorar). Frente a la isla de San Vicente, a la que se puede llegar a pie con la marea baja, se extiende la espectacular praia de Morouzos, de más de 2 km y rodeada de pinares.

Santa Marta de Ortigueira es una dinámica población que existe por lo menos desde el siglo XII. En ella adquieren personalidad propia el puerto pescador de Cariño con sus jardines y famoso por la pesca de anchoa, el barrio de O Pondo (núcleo antiguo, con numerosas casas y galerías antiguas), la Iglesia de Santo Domingo (s. XVIII) y un precioso convento rehabilidado para usos civiles.

Los paisajes de la costa de la ría ofrecen riquísimas tonalidades, ya que la ría de Ortigueira se abre entre las puntas de Estaca de Bares y el Cabo Ortegal, los vértices más septentrionales de la Península Ibérica. En su interior, en la ensenada de Ladrido, se encuentra la Isla de San Vicente.

La ría, amplia y abierta, se halla bordeada por la Serra da Capelada, al oeste, y la Serra da Faladoira, al este. Por el sur, a medida que nos acercamos a la desembocadura de los ríos Mera y Baleo, dominan extensas marismas con junqueras y cañaverales.

En los márgenes de la ría se pueden contemplar impresionantes acantilados. Entre ellos destaca los del Cabo Ortegal en cuyo frente se encuentra el conjunto de islotes conocidos como Os Aguillóns.

Historia.
Existen vestigios arqueológicos que atestiguan la existencia de asentamientos nómadas en la zona en torno al año 35000 a.C.​ en el año 35000 a.C.
Se conservan restos del periodo Megalítico, sobre todo en las crestas de las sierras de A Capelada, Faladoira y Coriscada. Entre los monumentos megalíticos cuyos restos han pervivido hasta la actualidad, se halla el dólmen de Forno dos mouros,​ situado en la frontera actual entre los municipio sde Ortigueira y Mañón, así como numerosos túmulos,​ muchos de ellos descubiertos y catalogados durante las décadas de 1930 y 1940 por el arqueólogo e historiador ortegano Federico Maciñeira.

En torno al siglo IX a.C., en la transición entre la edad de bronce y la edad de hierro, se levantaron en Ortigueira los primeros asentamientos permanentes en forma de castros. De la era de la cultura castreña se conservan los restos del castro de Punta dos prados, situado en la línea de costa de la parroquia de Espasante, en la ribera oriental de la desembocadura de la ría de Ortigueira. Según el historiador romano Plinio el Viejo (siglo I), en esta zona habitaban los arronis o arriones, cuyo territorio fue llamado “Arrós”.​
Ptolomeo (siglo II) denominó a este territorio como “Lapatiancorum” o “Trileuco“,​ tres bancos, en posible referencia a los tres enormes picos rocosos, denominados Aguillóns, situados al este del Cabo Ortegal y que figuran también en el actual escudo del ayuntamiento.

El nombre Ortigaria aparece en la Edad Media en una relación de tierras incluidas en el condado de los Montenegro,​ uno de los once que entonces constituían Galicia.

El 15 de noviembre de 1442 Ortigueira se convierte en condado por Real Merced de Juan II de Castilla, siendo nombrado conde Diego Pérez Sarmiento, a la sazón Adelantado y justicia mayor de Galicia, Señor de Ribadavia y Ortigueira. Durante este periodo se construyeron las murallas defensivas de la villa, el puerto y los almacenes de sal, aportando estas infraestructuras un enorme empuje para la economía local.

Desde el año 1480, siguiendo las directrices del Estado Moderno impuesto por los Reyes Católicos, el condado queda integrado como comarca de la nueva provincia de Betanzos, una de las siete que conformaban el Reino de Galicia en el Antiguo Régimen, hasta la supresión de dicha entidad provincial, por el Real Decreto del 12 de marzo de 1822, que sancionó la creación de las cuatro provincias gallegas actuales, integrándose a partir de dicho momento y hasta la actualidad dentro de la provincia de La Coruña. De esta forma, los ortigueireses fueron provinciales brigantinos durante casi tres siglos y medio (342 años).

Ortigueira cuenta con una agrupación cipreses que están protegidos bajo el Decreto de arbolado singular de la Xunta de Galicia.

Ortigueira


Galicia (A Coruña)
Población: Ortigueira
Flores: 1