Claldas-de-reis-galicia-vilas-en-florCaldas se encuentra entre las ciudades de Pontevedra y Santiago, a 10 kms del mar, siendo una puerta de entrada al valle del Salnés y a las Rías Baixas. Limita con los ayuntamientos de Cuntis, Moraña, Vilagarcía de Arousa, Catoira, Valga, Portas y Vilanova de Arousa.

HISTORIA
Los primeros pobladores de los que se tiene constancia son los Cilenos. Con referencia a este pueblo, citaremos el Tesoro de Caldas de Reis, encontrado en el “depósito de As silgaras” en el año 1940, que data de la edad de bronce.

Los galaicos fueron un conjunto de pueblos celtas y preceltas afincados en Gallaecia, dentro de estos se encontraban los CILENOS, que fueron un pueblo castreño prerromano que ocupaba el territorio que media entre los ríos Ulla y Lérez. Hidacio y Plinio consideraron que el núcleo o capital de este territorio era “Aquae Celenae” (“pueblo de las Aguas Cilenas”), lugar que hoy corresponde a la actual villa de Caldas de Reis.

Los romanos sometieron a estos pueblos y denominaron a estas tierras como Aquis Celenis o Aquae Celenae. La importancia de este enclave se refleja en que le dieron la categoría administrativa de “municipium”, que le otorgaba los derechos de la cidadanía romana, siendo además la sede de una de las legiones romanas que guarnecían Galicia. También construyeron en Caldas la “mansio de Aqvis Celenis” de la Vía Romana XIX (entre Bracara Augusta, la actual Braga, y Asturica Augusta, Astorga), una mansión de cómputo y parada de la Vía.

En la alta edad media, durante el dominio de los Suevos Caldas sería Sede Episcopal, hasta el año 569. Las invasiones y los conflictos bélicos que agitaron Galicia en los primeiros siglos de la Edad Media le hicieron perder a Caldas su categoría de sede episcopal. Quedó eclipsada por la importancia religiosa de Iria Flavia, perdiendo incluso el nombre de Aquis Celenis que le habían puesto los romanos

En el siglo XII, la Reina Dna. Urraca de Castela, poseía una torre defensiva en la villa donde pasaban largas temporadas, junto con su hijo Alfonso, fruto de su matrimonio con Raimundo de Borgoña (Conde de Galiza), que reinaría como Alfonso VII. Así pasó a denominarse Caldas de Rex, siendo villa de realengo y abadengo.

En la edad media, se construyen un elevado número de iglesias románicas vinculadas al Camino Jacobeo Portugués en el que Caldas es lugar de paso obligado para los peregrinos procedentes del Sur. Cuenta la historia que por este camino pasó Thomas Becket o Santo Tomás de Canterbury, a quien se le dedica la iglesia que lleva su nombre.

A finales del siglo XVI, Caldas deja de estar sometida a jurisdicción del arzobispado de Santiago , y se nombra Villa de Realengo por el rey Felipe II, al que los vecinos de Caldas compran el derecho de administrarse como municipio libre. Comienzan a asentarse en la comarca numerosas familias hidalgas. Los Pazos de Casal Novo, El Curuxal y La Peroxa, hablan de estas familias nobles que buscaron al amparo de Caldas, un lugar para establecerse y vivir a cuerpo de rey.

En el año 1581 los vecinos de Caldas adquirieron los derechos de la Villa que el Rey Felipe II pusiera a la venta y permitió que Caldas se convertiese en villa de reguengo, en la que el arzobispo, no obstante, mantenía los privilegios y franquicias propios de la jurisdicción que se le reconocía alrededor de la antigua torre donde asentaba la autoridad de juez de Caldas.

Durante los siglos XVII y XVIII, los comerciantes de Caldas de Reis, organizaban el tráfico de tejidos de lino de toda la comarca, al tiempo que tejedores, curtidores y palilleras, constituían el núcleo de la industria local. La parroquia de Arcos de la Condesa, era un salientable centro téxtil, en el que además, ya de aquella estaba instalado un grupo de artesanos fabricantes de Campanas., que aún hoy mantienen la tradición en el lugar de Badoucos.

Ya en esta época, las aguas de la burga tuvieron un papel muy relevante en la actividad cotidiana de la vida local; además de ser una base de abastecimiento primordial de agua en la Villa, como muchos coengos y otros miembros del clero compostelano acostumbraban hacer, muchos enfermos legaban a Caldas desde otras poblaciones y eran acogidos no solo en el antiguo Hospital de la Villa, que aún en el siglo. XVII daba amparo a los peregrinos que caminaban cara a Compostela, si no concretamente en la posadas que estaban situadas en las calles del entorno de la antigua ‘fonte quente’, a la que acudían para tomar baños y remedios con los que curar diversas enfermedades, y siendo precursores del termalismo incipiente de las casas de baños y balnearios que en el siglo XVIII fueron fundados en Caldas.

La fuerza de las aguas del Rio Umia, en el lugar de Segade, tuvieron un especial protagonismo industrial en el siglo XIX, ya que allí estuvo situada una de las primeras fábricas de papel continuo de España, y una central eléctrica, (origen de la más importante eléctrica gallega).

La larga tradición de las aguas termales de Caldas de Reis, viene desde la época romana. Estas aguas tienen una composición que le confiere propiedades curativas. Esta fuente, pertenece a la tipología de “fontes de cano”, constituidas por dos caños ornamentados con cabeza de León, situados a la salida del manantial, con un nivel más bajo para alcanzar mayor presión.Está localizada en un recinto cuyos elementos ornamentales le dan un aspecto neoclásico, muy cerca de ella, esta el lavadero de ropa, que se abastece del mismo manantial de agua caliente.

En el centro urbano de Caldas de Reis.
Al lado del rio Umia.
Fue declarado por Decreto del 5 de Septiembre de 1962 “Paraxe Pintoresca e Xardín Histórico”

La “Carballeira” y el Parque Jardín son Bienes de Interés Cultural (BIC), y aparte de su contenido natural, tienen el valor de servir de espacio de encuentro de diversos actos a lo largo del año, como son las fiestas patronales y sobre todo el festival de música Cultura Quente y Kaldarte.

Premio Gran de Área 2012 del Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia otorgado conjuntamente al Ayuntamiento, como promotor y al estudio de arquitectura Cerreda y Lorenzo Arquitectos.

Caldas de Reis


Galicia (Pontevedra)
Población: Caldas de reis
Flores: 3